La palabra tiempo y el verbo esperar

3 Jul 2017

 

Te has preguntado cuantas veces en la vida mencionas la palabra tiempo y conjugas el verbo esperar? Cuantas veces te ha tocado experimentar el dicho ¨ el tiempo es sabio´ o cuantas veces has estado pasando por una situación y la única respuesta que recibes es: hay que esperar.

 

El tiempo, palabra que todos conocen y utilizan pero que no todos le dan el mismo sentido, para muchos el tiempo puede significar una manera pausada de vivir el día a día,  para otros en cambio el tiempo puede ser un factor en contra para vivir, esto solo va a depender de la circunstancia pues si estás enamorado no vas a querer que el tiempo pase y si estás viviendo el desamor querrás que el tiempo vuele, es entonces donde el tiempo se convierte en un universo paralelo y cuando empiezas a darle la importancia de acuerdo a tus herramientas personales y a tu situación y donde hace su aparición el tan famoso verbo esperar…

 

Esperar, verbo que conjugamos miles de veces en la vida y quizás cientos al día, esperamos que el café esté listo, esperamos que llegue el autobús, esperamos la cuenta de la luz, esperamos a que pare la lluvia, esperamos una llamada o un correo, esperamos en la fila del banco, esperamos para alcanzar nuestras metas, esperamos el amor, los hijos, por un buen trabajo, por la oportunidad de realizarnos, esperamos la navidad para dar los abrazos que habíamos guardado todo el año, esperamos la primavera para disfrutar de las flores, esperamos que se vaya el dolor y que llegue la alegría, esperamos y esperamos y la vida se va resumiendo en un asunto de tiempo y de espera, donde cada quien va a enfrentando dependiendo de la calidad, especialidad o cantidad de lo que se espera.

 

Ya vemos que estas dos constancias gramaticales van entrelazadas como si fueran gemelos idénticos en un mismo cigoto, donde una se convierte en sujeto y la otra en predicado, donde ambas pueden estar a tu favor pero también en contra, donde aplazamos o adelantamos la vida de acuerdo a nuestra necesidad de utilizarlas.

 

Al parecer esperar es la respuesta y el tiempo es la solución a todos los problemas y situaciones del ser humano, esperar a que pase el tiempo se ha convertido en la bandera de todo y de todos sin darnos cuenta que la vida transcurre, que cada día llega y se va con la noche, que los meses y las estaciones traen su propio esplendor, que el pasado fue ayer, el presente es hoy y el futuro llegará después de la media noche, por eso empieza por abrazar ahora lo que tienes, por lograr lo que quieres, por disfrutar ahora que puedes, baila como si no te estuvieran viendo, si quieres comer un helado, degusta su dulce sabor, si está lloviendo deléitate con la lluvia y si hace sol, sal afuera y sonríe, si te va mal, enfrenta, integra y continúa, si tienes la oportunidad de decir te amo no la pierdas, solo dilo, no esperes a que el tiempo pase para ser feliz!

 

 

Por Carolina Peniche

 

carolinapeniche2401@gmail.com

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

logo los mangos (1).PNG
LECTURAS RECOMENDADAS
ENTÉRATE POP 
Please reload

CURIOSIDADES 
Please reload