Eres un joven político, pero  ¿Qué mas ofreces?

9 Jan 2020

 

 

 

ENTÉRATE POP, OPINIÓN.- En el estado actual de la política dominicana, existe una fuerte influencia de parte de la llamada “juventud”. Ya sea por el hecho de que un 39.93 % de los votantes en las venideras elecciones son personas consideradas jóvenes (comprendidos entre 18 y 35 años), asi como la cantidad de jóvenes que se han atrevido a inscribirse para concursar por una plaza electiva, lo cierto es que nos encontramos ante un auge de influencia de la juventud en la política.

 Este auge que ha sobrevenido de parte de la juventud en una actividad tradicionalmente dejada a los “viejos”, se refleja en el crecimiento de los movimientos de la juventud, asi como la participación activa de estos en los diferentes partidos políticos, sin importar color. Incluso si se analizan las personas aspirantes a participar como miembros de colegios electorales, el 66.6% corresponde a la población de 18 a 35 años. 

 

Una de las consignas mas utilizadas al momento de alabar el interés en la política de la masa joven, se encuentra en el hecho de que los jóvenes son “los que se se deben ocupar y preocupar por el futuro”.

 

Esta consigna se basa en la creencia de que ya los viejos robles de la política, solo defienden sus intereses actuales y el de su familia, pero no legislan, no ejecutan, no actúan pensando en un futuro. Los jóvenes por su parte, es de esperarse que van a defender el espacio de los jóvenes en cada lugar que estén. Y aunque es de agrado el ver tantos jóvenes interesados en la política, hay que hacer una distinción, si se quiere hasta un llamado a esta masa de jóvenes.

 

Esta llamado, aunque va en especial a aquellos que son hoy candidatos a cargos electivos, también debe quedar en la conciencia de los que van a ejercer activamente su derecho al voto: ¡La juventud por si sola no constituye un motivo para voto!

 

Si, esta bien usar la juventud como una forma de acercarse a esta masa de votantes, pero aquellos jóvenes que procuran llegar a ocupar posiciones en cabildos y en el congreso deben tener una propuesta integra de por que quieren llegar y debe buscar la forma de cumplir con dicha propuesta. Se necesitan en estos momentos jóvenes a los cuales los viejos le llamen “malcriados”. Esa juventud que quiere ocupar un cargo electivo tanto en el gobierno municipal como en el congreso, es una juventud que cuando un presidente de una cámara legislativa, un alcalde o un presidente de sala capitular sometiere un proyecto que no va de acorde con una visión de futuro, con lo que los jóvenes necesitan y quieren, con los ideales que le llevaron a ese lugar, ella hará frente a estas personas aun si fuesen de su propio partido. Una juvetud revolucionaria que no este de acuerdo con endeudamientos innecesarios, con exoneraciones alegres ni con la podredumbre que es la corrupcion administrativa.

 

Una juventud que se preocupe por oportunidades, por una justicia independiente y eficaz, por seguridad para su prójimo. 

 

Esta juventud es la que merece el voto de sus contemporáneos, por que irá en búsqueda de un verdadero bienestar para sus electores.
 

Esta juventud es la que girará la barca en la que va la nación y la llevará al lugar donde existirán verdaderas oportunidades para ellos.

La llamada “malcriadez” en la cual se encasillarán sus acciones por los viejos robles, no constituye verdaderamente un acto de malcriadez, sino uno de revolución que es el concepto de juventud de Salvador Allende, pues según el, “ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica”.

Al momento de ir a las casillas electorales, no bote su voto por una juventud sumisa e insípida. Vote por esta juventud que busca lo mismo que tu y que yo, por esta que defenderá los interesas de su prójimo, si te tomas un minuto, esta es fácil de identificar.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

logo los mangos (1).PNG
LECTURAS RECOMENDADAS
ENTÉRATE POP 
Please reload

CURIOSIDADES 
Please reload

PRECIOS DE COMBUSTIBLES